mgSlide5

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\SiteApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/javierhinojosa/public_html/templates/gk_bluap/lib/framework/helper.layout.php on line 117

Deprecated: Non-static method Joomla\CMS\Application\CMSApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/javierhinojosa/public_html/libraries/src/Application/SiteApplication.php on line 275

El Test del Malvavisco

Dedico este artículo a todos aquellos padres y a sus hijos niños y adolescentes que saben del valor de sacrificar lo inmediato en busca de más grandes satisfacciones en el futuro.

En 1972 el psicólogo Walter Mischel de la Universidad de Stanford realizó un interesante y divertido experimento con niños de 4 años. A cada niño o niña se le sentaba en un cuarto sin más mobiliario que una silla y una mesa sobre la que se encontraba un platito con un apetitoso malvavisco y se le daba una sencilla instrucción: voy a regresar en un rato, si cuando regrese no te has comido el malvavisco, te daré otro más. El video cuyo título y liga les comparto al final del artículo, muestra escenas por demás cómicas del suplicio de estos pequeños viendo pasar una eternidad frente a una golosina de este calibre ante la oferta irresistible de obtener una rentabilidad del 100% en el proceso.

malvavisco2Lo primero que encontró es que sólo uno de cada tres niños pasaron esta prueba extrema, pero lo más interesante es que el científico les fue siguiendo la pista a cada uno de ellos durante los siguientes años hasta que llegaron a la edad adulta constatando sin excepción que la totalidad de los niños que resistieron la tentación crecieron para ser significativamente más exitosos en prácticamente todas las áreas, sacaban buenas calificaciones, entraban a la universidad, les iba bien, se mostraban felices, hacían planes y se llevaban bien con maestros y estudiantes, mientras que un gran porcentaje de los que no pudieron esperar y se lo comieron tenían problemas, sus calificaciones eran bajas y muchos de ellos abandonaron la escuela sin llegar a la universidad.

Las conclusiones de este singular experimento nos ilustran claramente como uno de los factores más importantes para ser exitoso en la vida es precisamente postergar la gratificación a través de la autodisciplina para obtener un bien mayor y en contraparte, como la satisfacción inmediata de los deseos conduce al fracaso.

La forma vertiginosa como han ido cambiando las costumbres de familia y sociedad en estos tiempos modernos en los que la madre trabaja y los niños se quedan solos o mal supervisados, expuestos a escenas, información y oportunidades inapropiadas para su edad han derivado en una cultura complaciente y hedonista que ha generado una epidemia de embarazos en niñas y adolescentes principalmente en los países en desarrollo producto de “comerse la torta” (que no el malvavisco) sin esperar a tener la edad y la madurez necesarias. Hemos despertado al dragón y ahora no sabemos que hacer con él, y surgen remedios desesperados atacando el efecto más no la causa, como la distribución de condones como confeti en las secundarias o la promulgación de leyes al vapor sobre los “derechos sexuales y reproductivos de niñas, niños y adolescentes”!!!

En Colombia, donde nos llevan la delantera en la implementación de estos desatinos, la sociedad ha tenido que organizar un movimiento denominado “Un paso al frente” que, entre otras cosas, invita a los padres de familia a votar en contra del adoctrinamiento de género impuesto en las escuelas al margen de la sociedad.  

El lenguaje aparentemente obsoleto de la inocencia, del romanticismo, de los valores, de la familia, del compromiso y del pudor se ha dejado a un lado para dar paso a un lenguaje nuevo de libertinaje, promiscuidad e irresponsabilidad en donde cada año 7.8 millones de jóvenes menores de 18 años tienen hijos en las naciones en desarrollo sin contar los abortos, de los cuales, 2 millones ocurren cuando las jóvenes son menores de 15 años. Guanajuato desde luego es un contribuyente entusiasta de esta estadística.

Si bien hay nobles y altruistas acciones remediales surgidas de la sociedad como la que proporciona VIFAC y deseables a nivel gobierno como la creación de guarderías, clubes de tareas atendidos por alumnos de servicio social, la construcción de centros comunitarios en las zonas marginadas así como parques y espacios deportivos, que definitivamente contribuirán en buena medida a paliar este cáncer, lo cierto es que la inocencia es una etapa importante en la maduración de los niños que hay que cuidar y cultivar, nada sustituye la fortaleza que imparte una familia cálida, unida y solidaria, nada suplanta esa cercanía que da confianza a los hijos, nada reemplaza el compartir con ellos tareas, libros, música, videos, eventos y películas que dejen un mensaje positivo, no hay satisfacciones ni recuerdos más gratos en la vida de un padre que el tiempo de calidad dedicado a los hijos, compartiendo sus triunfos y acompañándolos en sus fracasos, no hay sustituto para el ejemplo y la autoridad cuando se imparten con amor.

Padres fuertes, hijas felices reza el título de un libro recomendable. Como el arco que cuanto más se tensa más alto y más lejos lanza la flecha, de este célebre experimento podemos concluir que la complacencia solo conduce al fracaso y que el camino al éxito y la felicidad pasa por fomentar en nosotros, en nuestros hijos y en la sociedad el cultivo de la fuerza de voluntad, del espíritu de sacrificio, de la disciplina y el autocontrol.

Javier Hinojosa

Presidente del Iplaneg

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Video relacionado:

Demostración del test del malvavisco
Más en esta categoría: « Educando a las Niñas De 11 a 16 »

Sitios de Interés

Suscripción

Al suscibirse, usted recibirá en su correo electrónico los artículos de Javier Hinojosa en cuanto sean publicados.
Esperamos disfrute su suscripción.
Please wait

Diseño y Desarrollo HOT Marketing

© 2014 Todos los Derechos Reservados Javier Hinojosa de León.