mgSlide5

Ese metro es para los ciclistas

“Ciudad sin cultura es simple urbanización, es producto de las empresas y no de los ciudadanos, la ciudad más grande está dentro de nuestra mente”.

                                                                                                            Anónimo

Mi señora es una mujer crítica, obstinada e implacable:   Javier, llevas meses hablando de educación, banquetas, transporte público, planeación, participación ciudadana, ciudades humanas, bicicletas y otras cosas y es hora que no pasa nada.

Mis amables lectores me animan con sus comentarios pero en el fondo percibo una impaciencia similar: Me parecen muy acertados tus planteamientos, te felicito… ojalá y algo bueno salga de todo esto me dicen con cortesía.

Un Consejero del Iplaneg y una lectora me preguntan porqué no intervenir de inmediato todas las ciudades del Estado marcando un espacio para ciclovía en cada calle, utilizando una raya pintada o bien boyas de diversos tipos que aparten 1 metro del arroyo vehicular para circular en bicicleta.

Estos eventos me hicieron recordar que hace unos 15 años, cuando era socio del Club de Leones de San Francisco del Rincón yo proponía en cada junta que hiciéramos algo para marcar un espacio en las calles por donde pudieran transitar con seguridad los miles de ciclistas que, de manera desordenada y peligrosa circulaban a diario por toda la ciudad, fue tal mi insistencia que en una ocasión uno de los socios me dijo: si es tanto tu empeño, porqué no formas un comité y te encargas tu mismo de hacerlo; y así lo hice: formé el comité , lo llamé Pro Bici, me autonombré Presidente, hice toda una organización con secretario, tesorero vocales etc. y, como nadie se apuntó, la responsabilidad de todos estos puestos recayó en mi persona. Armado con estas credenciales comenzaron a publicar en el periódico local mis vehementes escritos a favor de los desprotegidos ciclistas, paralelamente solicité permiso para realizar un par de eventos sociales y así junté unos cuantos pesos con los que ordené una cantidad de boyas y señalamientos de “no estacionarse” y “exclusivo ciclistas”, de ahí me fui con el alcalde para solicitarle permiso para que los carros se estacionaran del lado izquierdo de la acera y dejaran el lado derecho para el carril ciclista en dos de las principales calles de la ciudad. Con apoyo de tránsito se colocaron las boyas a cada 3 metros, asi como los señalamientos, las patrullas vigilaron durante una semana que se respetara el carril y que no se estacionaran sobre él. Las siguientes 3 calles ya fueron por cuenta del alcalde en turno. Quizo la buena suerte de los ciclistas francorrinconenses que Ramón Ascencio, uno de mis más asiduos lectores de entonces, fuera electo alcalde y se diera a la tarea de ampliar la red de ciclovías por toda la ciudad, cosa que hicieron más adelante en Purísima.

Aunque muchos ciclistas son por naturaleza rebeldes, la realidad es que la mayoría utilizaba el carril; el espacio entre las boyas, aparte de abaratar la ciclovía, permitía rebasar a los ciclistas lentos y volver a ingresar al carril, las personas de edad, señoras y niños las utilizaban con rigor y, en una encuesta express que hicimos agradecían la consideración que el municipio había tenido para con ellos.

Aunque años después vino otro alcalde y desmanteló sin aviso ni explicación muchas de estas ciclovías que con tanto esfuerzo habíamos construído, ahí quedó la muestra de que sin más herramientas que un poco de voluntad y determinación, un ciclista común y corriente pudo poner la muestra y generar acciones que beneficiaron grandemente y hasta la fecha a la ciudad y a sus ciclistas.

Sin ánimo de parecer subversivo les propongo a los ciclistas de todos los municipios del Estado que hagan algo similar, si se habla de participación y empoderamiento ciudadanos, porqué no rescatar ese metrito que nos corresponde por derecho a todos los ciclistas y encargarnos de que quede reservado para uso exclusivo de las bicis.

La ciudad es de todos, los ciclistas también merecemos un espacio, ese metro es para los ciclistas, ese metro nos pertenece.

Sitios de Interés

Suscripción

Al suscibirse, usted recibirá en su correo electrónico los artículos de Javier Hinojosa en cuanto sean publicados.
Esperamos disfrute su suscripción.
Please wait

Diseño y Desarrollo HOT Marketing

© 2014 Todos los Derechos Reservados Javier Hinojosa de León.