mgSlide5

Se vale soñar

"Todos tienen capacidad creativa, pero muy pocas personas saben cómo aprovecharla”

Akio Morita        

Estudié Ergonomía por casualidad y debo haber sido, uno de los primeros en este país con esta especialidad y les confieso que el aprender todas estas cosas sobre como se relacionan los hombres con los objetos de su entorno acaba por hacerte sufrir: no es lo mismo sentarte con tus amigos despreocupadamente a tomar una cerveza en una silla plana, chaparra, cuadrada y con barrotes que te destruyen la espalda, que sentarte y ser consciente de las evidentes violaciones a todas las consideraciones antropométricas y de funcionalidad que tiene esa silla, y lo mismo te sucede con las ollas en la cocina, con los botones de las camisas y del microondas, con las perillas de ventanas, puertas y lavamanos, con las señales de tránsito y los instructivos para armar chucherías, pero nada se compara con el sufrimiento que producen las aberraciones de los teclados de computadora que usamos diariamente cientos de millones en el mundo y que desde sus inicios como máquinas de escribir hasta la fecha consisten en un puñado de letras tiradas al azar sobre teclas uniformes dispuestas en líneas rectas horizontales sin importar que nuestras manos tengan cierta inclinación, que nuestros dedos tengan diferentes tamaños, que en su conjunto describan curvas suaves y naturales y no la estricta y severa derechura que nos hacen padecer.

Con este malestar a cuestas empecé de manera obsesiva a estudiar los teclados y descubrir de inmediato grandes áreas de oportunidad de mejora, y así fue que comencé a diseñar y perfeccionar un teclado ergonómico que subsanara todas estas deficiencias, desgraciadamente no lo pude llevar a la realidad dados los altos costes que implicaba la fabricación de prototipos, así que el proyecto quedó archivado por varios años hasta que Steve Jobs sacó el iPad, un dispositivo en donde el teclado es virtual y no era necesario fabricar las partes físicas sino simplemente hacer un programa que reflejara la idea y que, para hacer los cambios bastaba con cambiar las líneas del código.

Cecilia García, una chica egresada del Tec de Monterrey campus León con especialidad en mecatrónica (que no en sistemas) se animó a hacer la programación a cambio de participar en las futuras ganancias una vez realizado el producto, y dos años después con mucho trabajo y múltiples revisiones de por medio, ya estábamos en condiciones de mandar a Apple nuestra solicitud y hacer los trámites para que nuestra aplicación apareciera en su tienda virtual conocida como AppStore.

Yo no sé si esa aplicación vaya a ser un éxito o no y si Cecilia y yo nos vayamos a convertir en millonarios con sus ventas (ojalá), lo que si sé es que, sin más recursos que nuestra determinación y voluntad fuimos capaces de transformar una idea en un producto y que a partir de la próxima semana, gracias a la magia de la tecnología, estará disponible en todos los rincones del mundo en donde millones de usuarios podrán verla, valorarla y elegir o no el comprarla; lo que aprendí es que esto rompe paradigmas y complejos y me dice que no hay que ser Einstein para meterse a hacer cosas que consideramos privativas de extranjeros en países desarrollados; y también que basta con entrarle al toro de la creatividad y la imaginación con ánimo emprendedor para llevar a la realidad las cosas producto de nuestro ingenio.

Esta gran experiencia me anima a invitar a todos los mexicanos a que hagamos a un lado nuestra timidez tercermundista y nos lancemos sin temores a inventar, crear y hacer realidad aquello en lo que creemos; y me queda claro que hay que canalizar los recursos para la investigación en lograr algo más tangible y comercial que las oscuras publicaciones científicas tan abstractas como inútiles que ahora producen algunos de nuestros científicos; que teniendo en el Estado uno de los mejores laboratorios del país, estamos dejando en manos de extranjeros la creación y producción de semillas, que siendo un pueblo eminentemente ingenioso y creativo nos limitemos a ser seguidores y mano de obra barata de los muchos extranjeros que si tienen el arrojo de lanzarse a la maravillosa aventura de convertir los sueños en realidades.

       

Video relacionado:

Easytap for ipad periódico A.M

Sitios de Interés

Suscripción

Al suscibirse, usted recibirá en su correo electrónico los artículos de Javier Hinojosa en cuanto sean publicados.
Esperamos disfrute su suscripción.
Please wait

Diseño y Desarrollo HOT Marketing

© 2014 Todos los Derechos Reservados Javier Hinojosa de León.